Producción artesanal

Historia

Desde 1845 y ya va por la 6ª generación, la familia Rosell ha elaborado vino en la bodega de la casa familiar denominada “Cal Batllevell” situada en el casco antiguo de la villa de Sant Sadurni d’Anoia. La economía familiar básicamente agrícola fue el cultivo de la vid y la elaboración de vino, así como otros cultivos para autoconsumo. A finales del siglo XIX el azote de la plaga de la filoxera acabó con la practica totalidad del los viñedos de Europa, primero en Francia y posteriormente por los restantes países. La filoxera marcó un hito histórico para la viticultura, al tener que replantarse nuevamente todos los viñedos. Sant Sadurní en aquel momento adquiere gran relevancia, ya que fue donde por primera vez en España se consigue con éxito luchar contra la plaga, gracias a la tenacidad experimentación y estudio de varios prohombres de Sant Sadurní que viajaron también a Francia para ver como en algunas zonas se había conseguido éxito, mediante la replantación de los viñedos con “porta injertos” de vides americanas resistentes al insecto a los que posteriormente se les injertaban las varietales autóctonas.

Desde 1845, la família Rosell ha elaborado vino en la bodega de la casa familiar denominada "Cal Batllevell" situada en el casco antiguo de la ciudad de Sant Sadurní d'Anoia.

Fue en este periodo cuando el cultivo de la vid en la comarca (hasta entonces mayoritariamente tinta) pasó a replantarse con las uvas blancas que requería la incipiente elaboración del Cava.

En la lucha contra la filoxera, es donde los apellidos ROSELL y GALLART de la familia aparecen juntos por primera vez ya que Jose Rosell Cols y Francisco Gallart durante años se dedicaron al cultivo de la viña y formando equipo como expertos podadores e injertadores (ganadores de concursos) prestaban sus servicios para los grandes propietarios de la comarca llegando incluso a injertar parte de los viñedos de la abadía de Poblet.

José Rosell Cols, a finales del siglo XIX adquirió las pequeñas fincas que siguen en propiedad de la familia, las replantó y también renovó contratos de arrendamiento de tierras que replantó, como agricultor y viticultor fue un hombre muy notable , siendo socio fundador de la Cooperativa Agrícola San Isidro que agrupaba a pequeños agricultores de Sant Sadurni y mantuvo una actividad asociativa muy destacada en el primer cuarto del siglo xx.

Le sucedió Miquel Rosell Mir , hombre longevo sensato y muy respetado, amante de la tierra, del cultivo de la vid el fue el que cambió el método de elaboración del vino blanco en la bodega familiar ya que desde los años veinte del pasado siglo, siempre elaboró vino blanco “virgen” o sea sin fermentación con el hollejo (lo habitual en aquellos tiempos era el blanco clarete), por lo que el vino producido era muy apreciado por los elaboradores de cava que habían proliferado en Sant Sadurni, colaboró con él , José Rosell Raventós padre del actual titular.

La bodega mantuvo su actividad hasta 1983 con el fallecimiento de Miguel Rosell Mir y la posterior jubilación de José Rosell Raventós.